® Todos los derechos reservados. Galería Evolución por Fugaz

DIÁLOGOS

EXHIBICIÓN COLECTIVA

Artistas:

Lancelot Alonso, David Beltrán, Alex Hernández, Orestes Hernández, Osy Milian, Mabel Poblet, Adislen Reyes y Maikel Sotomayor.

Curaduría:

Daniel G. Alfonso

«Diálogos», pretende desde su fundamento primordial -que se basa en la promoción y presentación- apoyar y exhibir un conjunto de piezas de los artistas emergentes del contexto cubano. Como el propio título de la muestra sugiere, las propuestas revelan un diálogo entre la calidad de la enseñanza artística cubana y el resultado final que se exhibe en nuestro espacio; todo, gracias a las instituciones educacionales como la Academia de Bellas Artes San Alejandro y el Instituto Superior del Arte. Aunque, se debe destacar que, en algunas ocasiones, encontramos, noveles creadores autodidactas que destacan por su praxis artística y por su compromiso para con el arte nacional.

Desde las diversas manifestaciones podemos apreciar y entender sus modos de pensar, de trabajar, de accionar; cada uno representa su territorio y el discurso artístico por el que es reconocido y legitimado en nuestro país. Las temáticas abordadas por estos jóvenes, están encaminados hacia el rescate de la historia, la memoria y el pasado, la relación que existe o se puede establecer entre lo bello y lo escatológico, las relaciones de poder, el erotismo, la exploración del cuerpo, la utopía, el arte por el arte, la autorreferencialidad, entre otros. En sus obras encontramos una amalgama de corrientes y estilos nacionales e internacionales. El investigar e indagar, forma parte del «estar al día» con las últimas tendencias artísticas. Así, es apreciable la influencia de artistas locales como Antonia Eiriz, Lázaro Saavedra, Raúl Martínez, Tomás Sánchez, Tomás Esson y, de creadores universales como Takashi Murakami, André Butzer, Dan Flavin, Yayoi Kusama, Andrés Serrano,  Damien Hirst, Mark Tansey, Joel Peter Witkin y los (neos)expresionismo del pasado siglo.

En el espacio destinado a la exhibición, el público será capaz de establecer una relación intrínseca y directa con las piezas que se mostrarán, su carga conceptual y estética hacen que el receptor más acérrimo reflexione en torno a lo que sucede en la actualidad con el arte cubano. Un arte comprometido con su contexto y con lo que sucede en el día a día de la Mayor de las Antillas.

Daniel G. Alfonso